“Mi vida y la web”

En el presente todo es mas fácil gracias a la internet y las redes sociales. Nos facilitan desde lo que es encontrar una dirección como a enterarnos de noticias y lo que pasa en el mundo instantáneamente. Nos mantiene conectados con lo que está sucediendo y nos permite contactarnos con las personas que no tenemos cerca. Es como todo un misterio la rapidez y la velocidad con que corren las cosas hoy en día y no tan solo eso, sino la manera en como las páginas ya reconocen “tus gustos, intereses, páginas favoritas”, entre otras cosas.
Para una persona como yo lo mejor que puede existir es la “ath móvil“. Es la mejor creación que han hecho en muchísimo tiempo para alguien que deja su tarjeta a cada rato y debe recurrir a dicha aplicación ya sea para pasarle dinero a otra persona, o para pagar en el lugar a través de ella. Cuando de las redes sociales se trata, debo decir que me encuentro un tanto alejada de ellas y no las uso solamente para leer noticias o ver videos. Fue algo que yo me propuse ya que antes, cuando utilizaba mucho las redes sociales, veía como mi tiempo se consumia y se retrazaban mis quehaceres sin darme cuenta. Llego un momento dado en que mi único entretenimieto en el tiempo libre era meterme a las redes sociales pero solo para ver “la vida” de los demas. Al darme cuenta fue que  decidí alejarme un tanto de las redes sociales, borrando las aplicaciones de mi teléfono celular por un tiempo. Esto me funcionó tanto que hasta el día de hoy es raro que yo utilice una red social, y cuando las uso es para subir una fotografía que me guste. Habiendo dicho esto, cabe decir también que mi red social de preferencia, o la mas que utilizo es Instagram ya  que se mueve a traves de imágenes y fotografías, lo más que llama o acapara mi atención. También por sus videos, ya que al seguir tantas páginas de baile, al igual que en YouTube, que puedo estar al día con lo que está pasando en el mundo de la danza. Desde hace unas semanas para acá, otra aplicación a la que recurro mucho es a Netflix para ver series y películas mientras me quedo dormida. Fuera de todas estas redes y aplicaciones, algo a lo que le estoy sacando provecho es a las páginas de vuelos y pasajes para comprar boletos de avión a buen precio.
Lo que sucede aquí es que la web es una navaja de doble filo. Según nos mantiene comunicados con los que no están cerca, nos aleja de los que sí están a nuestro alrededor. Es muy práctico para cometer plagio si no sabemos buscar en ella. Se presta para el fraude si una persona con esas intenciones sabe usarla como herramienta para ello. Pueden hacerse pasar por nuestra persona y hasta crear imágenes falsas y hasta nuestra privacidad puede estar en juego. Es como una red que verdaderamente nos atrapa y es difícil poder salir de ella. Es cuestión de que sepamos cómo, cuándo y para qué usar la web y no permitir que nuestra vida solo dependa de ella. Y si algo debo agredecer al fenómeno natural que paso por nustra isla, el huracán Maria, es que nos permitió reencontrarnos con nuestro propio yo pero también nos dimos cuenta del peso tan grande que tiene hoy día la web en nuestra vida cotidiana y lo esencial que es para las comunicaciones.

No estemos sometidos a la wed (y me refiero a la tecnología en general). Mantengámonos reales. Démosle el uso correcto, no sigamos confundiéndo su gran utilidad.